martes, 11 de febrero de 2014

Para el 2035 Google a conectar nuestros cerebros directos a Internet. EXPLICACIÓN



Esta noticia de hoy creo que viene bastante bien apropiada, y la gran noticia de hoy es que Ray Kurzweil, la persona que más ha popularizado el concepto de La Singularidad Tecnológica, y quien Google recientemente contrató para ser su Director de Ingeniería y encargado de todo lo que tenga que ver con Inteligencia Artificial dentro de la empresa, acaba de declarar en una entrevista del Wall Street Journal, que ya para el 2035 poseeremos tecnología que permitirá que los seres humanos conectemos directamente nuestros cerebros a la nube de Internet.


Eso, sonaría un poco sensacionalista viniendo de cualquier otra persona, pero Kurzweil tiene una espectacular carrera como visionario y futurista, prediciendo muchas cosas que hoy damos por sentado, como sintetizadores de voz, dispositivos en nuestras manos con más poder que supercomputadoras de hace pocas décadas atrás, el crecimiento de redes como el Internet, etc.

Yo personalmente creo (en base a toda la evidencia que apoya este tipo de investigaciones), que no es cuestión de si esto será posible o no, sino más bien de cuando.

Muchos dirán, "bien, digamos que sí es posible, me lo creo, pero lo que no creo es que veremos esto hecho realidad dentro de poco más de un par de décadas, esto lo veo más posible dentro de 100, 200, o incluso mil años", pero pensar así es erróneo por una sencilla pero potentísima razón: La ciencia y la tecnología evolucionan exponencialmente, no linealmente.

Para los que no entiendan ese concepto, ponderen este ejemplo...

Digamos que toman un celular cualquiera, y que yo les diga que lo acuesten en una mesa, y que midan cuanto mide. Y después yo les pida que dupliquen la distancia de ese celular colocando otro celular al lado de ese (en su lado largo), de modo que ahora medimos el doble de antes.

Y digamos que yo les pida ahora que coloquen 2 celulares más, uno al lado de otro, de modo que ahora la distancia se duplica otra vez (con 4 celulares), y que repitan ese proceso muchísimas veces, duplicando la distancia cada vez, con 8, 16, 32 celulares, etc.

Ahora viene la pregunta: ¿Cuántos veces tendrían que duplicar la distancia de los celulares, para tener tantos celulares como para llegar de la Tierra al Sol? Y les recuerdo que la distancia de la Tierra al Sol es aproximadamente de unos 150 millones de kilómetros...

La respuesta posiblemente les sorprenda, pues es solo 45. Por increíble que parezca, si repiten el mismo proceso de duplicar el largo de un celular durante 45 veces, no solo habrán creado una distancia que llega al Sol, sino que la sobrepasa por mucho...

Eso es una progresión geométrica, o una progresión exponencial, o un crecimiento exponencial.

Al otro extremo tendríamos una progresión o crecimiento lineal. En este modelo, lo que haríamos es colocar un celular sobre la mesa, e ir agregando un solo celular a la vez, hasta que lleguemos al Sol, y la pregunta es, ¿cuántos celulares necesitaríamos? La respuesta es que necesitaríamos más de 10,000,000,000,000 celulares (10 millones de millones de celulares).

O en otras palabras, linealmente necesitaríamos 10 billones de la distancia que mide un celular para llegar hasta el Sol, mientras que exponencialmente solo necesitaríamos duplicar 45 veces la distancia que mide un celular.

Y no se si lo han notado, pero existe una descomunalmente grande diferencia entre 10 billones de unidades, y 45 unidades...

Pues similarmente, algo que ha sido comprobado, medido, observado, y vivido por nosotros durante toda nuestra existencia en el planeta, es el sencillo hecho de que todo evoluciona exponencialmente.

En la práctica eso significa lo siguiente: Si hace 45 años atrás tuviésemos una supercomputadora que calculaba a 10 trillones de unidades (de lo que fuera) por segundo, mientras que un hipotético celular calculaba solo 1 unidad por segundo, y alguien te preguntaba en cuánto tiempo en el futuro tendríamos un celular con el poder de esa máquina, la respuesta lineal (e incorrecta) sería decir que si asumimos que cada año un celular que antes ejecutaba una unidad de trabajo ahora puede ejecutar otra mas, que entonces tardaríamos 10 trillones de años en que un celular tuviese la capacidad de esa supercomputadora.

Sin embargo, en la práctica sabemos que el poder computacional crece exponencialmente, y sin en nuestro caso hipotético asumimos que el poder del celular se duplica cada año, que entonces en vez de 10 trillones de años, tardaríamos apenas 45 años en tener un celular con el poder de esa supercomputadora.

Esto podrá sonar increíble o imposible, ¿pero adivinen que? eso es precisamente lo que ha estado ocurriendo, y es la razón por la cual hoy día un celular de gama alta cualquiera tiene más poder computacional que todas las supercomputadoras sobre la faz de la Tierra combinadas hace apenas pocas décadas atrás.

Esa es la razón también por la cual si le hubieses dicho a alguien hace 100 años que dentro de 100 años en un futuro tendríamos televisores que enviarían imágenes en tiempo real al otro lado del mundo, teléfonos para hablar bi-direccionalmente de cualquier punto de la Tierra a otro, una red mundial que conecta miles de millones de personas y que permite enviar mensajes en menos de un segundo de cualquier punto a otro, o máquinas que pueden ver en tiempo real dentro de nuestro cuerpo, o telescopios que nos permitirían ver casi el origen mismo del universo, o microscopios que nos permitirían ver muchísimo más adentro de los átomos mismos, o hornos de microondas para calentar comida en segundos, o aires acondicionados para enfriar nuestros hogares, o robots que caminarían como nosotros (y hasta nos ganarían en juegos intelectuales), o naves espaciales que explorarían los confines del Sistema Solar, o las miles de otras maravillas que hoy tomamos por sentado y dado, es casi seguro que te llamarían una persona total y irrefutablemente "loca".

Y los que no dijeran que eres una persona totalmente loca, y que incluso te dieran la razón de la duda de que "algún día" esas cosas de las que le hablas serían posible, es muy probable que te hubiesen dicho "eso será posible dentro de miles y miles de años"...

Y ese es el punto a entender sobre esta noticia y las miles de las cuales les he hablado a través de los años en eliax.

Muchas de estas maravillas de las cuales les he hablado en el blog, y que vemos en el horizonte, llagarán mucho antes de lo que se imaginan.

Solo piensen en esto: Hace apenas 10 años, la mayoría de nosotros no utilizábamos celulares. 10 años. Hoy un celular es parte íntegra de nuestros cuerpos.

Hace apenas 10 años Facebook era apenas un portal más que aspiraba "algún día" a tener 1 millón de usuarios. Hoy tiene mucho más de mil millones de personas conectadas.

Así que cuando lean este tipo de noticias, es importantísimo dejar a un lado el instinto lineal bajo el cual evolucionaron nuestros cerebros, e iniciar a pensar en términos exponenciales, pues de no ser así el futuro no solo les llegará más rápido de lo que se imaginan, sino que los dejará atrás más rápido de lo que se imaginan...

Y volviendo a la noticia de hoy, lo que Kurzweil de Google está diciendo es que para el 2035 (súmenle o quítenle unos cuantos años, pero de que sucederá, sucederá), poseeremos tecnología que conectaremos a nuestros cerebros, posiblemente en forma de nanobots (robots ultra-miniaturizados) y que de forma inalámbrica nos conectarán a todos al Internet, y por ende a cada uno de los otros seres humanos del planeta, y al poder computacional que podamos poner en la nube.

Eso significa el poder tener acceso a un nivel de computación tal, que cualquier persona dentro de unas décadas poseerá más poder computacional que todos los seres vivos y máquinas de hoy día combinados, y eso tendrá repercusiones que van muchísimo más allá de lo que la mayoría de seres humanos de hoy día se imaginan.

Bienvenidos a La Singularidad... 

autor: josé elías

No hay comentarios.:

Publicar un comentario